cambiar por Captura de Pantalla comprimido

PESCA

La trucha que habita éste Río, es la variedad Salmo Fario, Trucha Marrón o Brown Trout, que al ser de naturaleza anádroma (adaptación que le permite vivir tanto en agua dulce como en agua salada) también se la conoce como Sea Trout, ya que en éste ambiente es normal que ingrese del océano al río para cumplir con su ciclo de desove.

Pescar Seatrout en el Río Irigoyen plantea “3 desafíos diferentes”: El primero es encontrar los peces, que nuestros experimentados guías harán día tras día recorriendo diversos sectores del río.

El segundo es poder hacer contacto con ellas. La trucha de mar se presenta como un pez que reacciona a presentaciones tan diferentes y tan variables como al pescador se le puede ocurrir.

El tercero y muy diferente, es ponerla en tierra, tarea que pondrá al conjunto (guía-pescador-equipo) al máximo de sus exigencias por la cantidad de estructuras en  los pozos (palos, raíces, troncos, piedras) debiendo ser muy hábiles para doblegar a las potentes truchas de mar.

Utilizamos equipos número 7-8 con líneas de flote e intermedias. Líderes de al menos 20 libras de resistencia y moscas clásicas para Sea Trout completan el equipo ideal.

Emplearemos desde ninfas atadas en tamaños 10, hasta grandes streamers a últimas horas del día; donde bugs y RG Queen son los dos modelos de moscas más efectivas después de dos temporadas.

Los pozos o zonas de pesca están divididos en beats y los pescadores rotan permanentemente para garantizar el mejor rendimiento del río y brindar la posibilidad de pescar agua y pozos descansados todos los días.

Nuestro equipo de guías se trasladará en cada jornada de pesca con vehículos 4×4, propiciando a cada pescador un mejor confort en una intensa semana de pesca. Una vez que se accede a los lugares indicados, la pesca se realiza 100% vadeando y recomendamos un estado físico regular.

Todos los días salen dos pescadores con un guía y rotamos diariamente los guías para aprovechar al máximo la experiencia de cada uno de ellos.

Además de las Sea Trout o marrones migratorias de mar que posee el Río Irigoyen, podemos pescar muy buenas truchas residentes en el aún más remoto Río Malengüena, ideal para utilizar una caña 5-6 y líneas de flote.

También podemos pescar “Róbalo”, especie marina muy combativa y de excelente calidad para su consumo.

Ingresan de manera numerosa del mar en los primeros pools del río, durante el ciclo de pleamar, regalándonos momentos de mucha emoción, pudiendo lograrse capturas dobles o triples en las mejores jornadas. Estos suelen alcanzar tamaños de 6-7 kilos y las capturas son vibrantes.

Todo esto hace del Río Irigoyen y de nuestra operación y una excelentísima opción cuando buscamos una experiencia de pesca diferente, en un ambiente virgen, en un río chico y con peces absolutamente combativos que alcanzan tamaños records.

NUESTRA PESCA

Truchas Residentes

Sea Trout

Sea Trout

Robalo

Robalo

Truchas Residentes